La Finca

La Finca

[one_half]Finca La Azul reposa en el declive que genera el Cordón del Plata, en la Cordillera de Los Andes, limitando al Este con el Corredor Productivo (Ruta N° XXXX, a una altura de 1000 msns) y al Oeste con el Camino del Vino (Ruta N° 89, a una altura de 1300 msns). El arroyo Las Tunas, que corre a metros de la Finca, irriga con su cauce toda la zona mientras baja turbiamente por el mismo declive. Si en 1991 la Finca sólo tenía parrales en las primeras hectáreas desde el Corredor Productivo, hoy el sueño de Shirley ha sido cumplido: llegar plantando hasta el Camino del Vino, que por aquel entonces era sólo un camino de tierra apoyado en el ala Oeste. Hoy en día, a aquellos parrales de Bonarda y espalderos de Pedro Jiménez, se le han sumado espalderos de diversas variedades tintas y blancas: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot Noire, Chardonnay y Sauvignon Blanc.

Siendo este espacio nuestra forma de vida, se ha apostado por la diversificación de plantación y se han incluido algunas parcelas de durazno para consumo (Elegant Lady, O”Henry, Rich Lady, Zee Lady), ciruela (Linda Rosa ,Friar), duraznos para industria de alimentos (Carson, Bowen, Loadel, Pavia Catherina, Hesse, Rizzi), y también membrillos. Estos últimos son pocos y funcionan como cortina de viento para proteger a las demás plantas, debido a su tupido follaje, y son destinados a la elaboración de dulces caseros, al igual que parte de la cosecha de duraznos y ciruelos; para nuestra Casa.

A medida que avanzaron las tecnologías de plantación, se ha modificado también la arquitectura de la finca: tres pozos de agua ayudan a mantener el riego en la Finca, apoyado además con el riego a manto (es decir, proveniente del arroyo Las Tunas): mientras este aporta nutrientes naturales a las tierras, mediante el riego mecanizado se pueden controlar otros aspectos de la salud de las plantas y la tierra. En vides es utilizado el riego por goteo, mientras que para frutales se utiliza el riego por aspersión. Gran parte de la Finca también está cubierta por maya antigranizo, que protege a las plantaciones del posible granizo que pueda dañar el fruto, utilizando en frutales el método capilla y en vides el método grembiule.
Más allá de estas cuestiones técnicas, es para nosotros importante destacar el aspecto que más felicidad da en el trabajo de campo con cuidados intensivos: el poder [/one_half] [one_half_last]dar trabajo a decenas de familias (desde 14 familias estables con trabajos a lo largo del año, hasta más de 150 personas que trabajan con nosotros en épocas de cosecha), un trabajo de campo, esforzado bajo el sol, que sí, es arduo y complejo, pero que también es una rama de ese bello y antiguo oficio que es la jardinería: el cuidado de las especies vegetales.

Primavera/verano: de septiembre a marzo.

En primavera comienzan a aparecer los primeros brotes y las esperanzas de un nuevo año lleno de flores y frutos. Los durazneros se llenan de un escandaloso rosa en sus flores, las viñas tímidamente empiezan a mostrar sus insipientes hojas, de un verde intenso y vibrante, con el coraje de enfrentar un nuevo ciclo. Con el sol desafiante, las tormentas que amenazan, y la sabia existencia de una luna que rige en sus distintas fases.
Las tareas que realizamos en primavera en la Finca son: Desbrotes, deshojes, cuidados sanitarios, control de malezas y plagas, manejos de suelos.
Un rico aprendizaje de qué hacemos y por qué lo hacemos.
En diciembre comenzamos la cosecha de nuestros duraznos y con ellos el inicio de un ciclo de producción de frutas. Con sus texturas y colores, sus dulces aromas, y nuestra responsabilidad de entregar al mercado un producto sabroso, sano y de calidad.

Otoño/Invierno: de marzo a septiembre.

Marzo bendito Marzo!
Las uvas maduras, sus colores y aromas alegran nuestros días. Comienzo de vendimia, días de mucho trabajo, días de gente en los callejones, días de tachos repletos de uvas, días de vendimia. Días de esperanza…En otoño empezamos descansando, en mayo las viñas y los frutales descansan, esperando el nuevo ciclo.
En junio empezamos con la poda que nos indicara que calidades y cantidades necesitamos en la finca.
Sigue a la poda, la atada, el mantenimiento de la empalizada, el suelo, las fertilizaciones de ingreso para devolverle al suelo lo que nos entrego en la cosecha, arreglar telas antigranizo, mantener estructuras del espaldero (cambiar palos, arreglar alambres cortados, tareas de mantenimiento, etc.)[/one_half_last]

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.